19. Las calles de la ciudad

19. Las Calles de la Ciudad

Las instrucciones reales de 1513 señalaban que las nuevas poblaciones americanas debían mostrar un trazado claramente ordenado, sobre todo en lo referente a las calles y la distribución de los solares; la tierra debía ser repartida de manera equitativa. También se mencionaba el lugar idóneo para la plaza principal y la iglesia mayor.
Pero la ciudad no fue trazada según un plan riguroso, ya que fue adaptada a las circunstancias locales. Aunque la traza no es en modo alguno una cuadrícula perfecta; las calles no eran ni estrictamente rectas ni paralelas y las manzanas eran además de distintos tamaños. Por otra parte, hacia el Norte, no toda la ciudad se hallaba trazada con el mismo esmero; los arrabales eran irregulares, con senderos que seguían la topografía del área.
La importancia del trazado de la Ciudad de Panamá, sobre todo en lo referente a la plaza mayor y la iglesia se mantuvo como principio rector durante todo el período colonial en Hispanoamérica. Buena parte de la traza de Panamá Viejo se ha conservado y puede percibirse a simple vista. Sus calles principales eran:

 

Calle-RealLa Calle de La Carrera o Calle Real

Era la principal vía de la ciudad; permitía el acceso y salida de la ciudad por el Puente del Matadero. Por esta vía entraban también las mercancías que venían desde el Oeste del Istmo y de Europa, por el camino de Cruces, desde Portobelo hacia Panamá.

 

 

 

 

Calle-pruebaCalle de Santo Domingo

Su nombre se debe a que era la calle que iba de la Plaza Mayor hacía el Convento de Santo Domingo. Esta vía llegaba a puente del Rey, de ahí se tomaba el Camino Real, el cual comunicaba la ciudad con Nombre de Dios y Portobelo al Norte del Istmo de Panamá.

 

 

 

 

Calle-empedradaCalle de la Empedrada

Esta vía, que conectaba los principales edificios religiosos, inicia su recorrido desde la Plaza Mayor hasta el Convento de San Francisco. Sobre esta calle se encuentran el Hospital San Juan de Dios, el Convento de la Concepción y la Compañía de Jesús. Debe su nombre al hecho de que en la mayoría de su recorrido estaba empedrada.

 

 

 

 

Calle-ObispoCalle del Obispo

Esta calle pasaba frente a la casa en donde por mucho tiempo residió el Obispo de la ciudad, y se extendía de Este a Oeste.

Existían otras calles como la de los Calafates, muy cercana al puerto de la Tasca, próxima al espacio en donde calafateaban los barcos, lo que da cuenta de su nombre; y la de Pontezuelas, que conducía hacia los arrabales de la ciudad, al norte de la misma.

 

BT-PTYvieja-f1-new