7. Iglesia y Convento de la Compañía de Jesús

7. Conjunto Conventual de la Compañía de Jesús

Iglesia y Convento de la Compañía de JesúsEl Conjunto Conventual de la Compañía de Jesús, fundado más tardíamente que el resto de los conventos de Panamá Viejo, se hallaba  ubicado cerca de la Plaza Mayor, entre la Calle de la Empedrada y la Calle del Obispo. Esta zona estaba ocupada por los edificios de mayor importancia. Fue fundado en 1578 por el padre jesuita Miguel de Fuentes. En 1582, la orden funcionaba con aproximadamente cinco religiosos en una casa del vecindario. Por mucho tiempo de madera, no fue hasta principios del siglo XVII que el convento empezó a rehacerse lentamente con piedra y estructuras de fábrica. La obra se hizo de acuerdo a los planos del padre Andrés Alonso de Valladolid, arquitecto que se encontraba en Panamá en 1610, y en su construcción participaron todos los miembros de la orden, utilizando para ello únicamente el dinero de las limosnas.

Recientemente se ha descubierto que se utilizó barro en vez de cal como argamasa para unir las piedras en la construcción de muros. La iglesia era de gran altura y tenía tres naves. El claustro principal contaba con una galería de madera, de la cual sólo sobreviven las bases de las columnas y de los cimientos. El templo tuvo dos accesos: uno lateral sobre la Calle de la Empedrada, y la entrada principal, que daba hacia una calle transversal, al Este. Una tercera puerta comunicaba con el claustro. El refectorio y las otras dependencias se encontraban en la planta baja. Se presume que las celdas, por su parte, se encontraban en la planta alta. Es probable que las estructuras hacia el Oeste estuvieran conformadas por los patios y las dependencias de servicios, posiblemente de un sólo nivel, entre las cuales se encontraban la huerta y los pozos. El monasterio llegó a tener alrededor de 5000 m2.

Las ruinas de calicanto que hoy pueden verse, correspondientes a la iglesia y al claustro principal, datan del período posterior al terremoto de 1621. La orden jesuítica se dedicó principalmente a la catequización de los indígenas y a la enseñanza pública. Después de la catedral, la Iglesia de la Compañía debió ser el templo conventual prestigioso de Panamá en el siglo XVII ya que repetidas veces ejerció como Catedral cuando esta se encontraba en ruinas o en obras. Este convento ha sido intervenido para crear espacios destinados a la enseñanza de la historia colonial de Panamá a los niños y los jóvenes.

BT-PTYvieja-f1-new